martes, 23 de octubre de 2007

Crónica del día de la tregua- Dedicado a Gra

El día de la tregua comienza a las 00:01 del día 23 de octubre del 2007, siendo un proyecto colectivo en beneficio de una obsesiva dependiente. Es a partir de un encuentro casual virtual que se decide, por parte de la paciente, beneficiarse de la evasión obligada y exclusiva de los medios de comunicación, TODOS.
A partir de las 00:15, hora en la que se toma el receso corporal del sueño, ingresa la primera tentación, con forma de pequeño sobre en el celular, a lo que procede su respectiva respuesta a otro dispositivo conformado por la dedicada y principal promotora del proyecto. Es así como se evita la decepción inmediata y procede el respectivo sueño.
A las 8:49 am, la obsesiva dependiente toma un taxi, en el cual recibe una imagen, totalmente desde lo real, del objeto obsesivo de deseo a través de la persona del chofer. Sin embargo, eso fue el día anterior, por lo que no rompe la tregua aún.
No es sino a partir de las quince horas treinta minutos que percibe un sonido desde su pantalón (cabe aclarar que no era un pedo) del pequeño aparato persecutorio, el cual procede a atender, sin embargo la detiene un código conocido, el objeto obsesivo de deseo nuevamente intentando romper la tregua. A lo que la paciente responde nuevamente al dispositivo de la promotora. Posterior a ello recibe respuesta vía virtual de la dedicada y obtiene un mensaje de voz del objeto obsesivo de deseo. La tentación recorre cada parte de la obsesiva dependiente, sin embargo está demasiado ocupada y la fuerza pulsional cesa.
Es cuando, exactamente a las 7:45 pm la paciente decide verificar el contenido del mensaje, rompiendo la tregua de una manera sutil e inocente. Es ahi donde comienza nuevamente la histerización traducida a murmullo pausado y al ingresar al medio virtual recibe 20 videos del objeto obsesivo de deseo y dos correos sugerentes. Bota el 80% de los videos, sin embargo los sugerentes llaman su atención. Con lo que respecta al primero, consta de un inocente juego de diapositivas alusivas a conejitas de calendario, animalitas sexuadas a través del lente de una cámara. El elemento sugestivo consta en el detalle de los remitentes: entre ellos se encuentra la exmujer del objeto obsesivo de deseo, persona supuestamente odiada por dicho objeto. Así la paciente rompe nuevamente la tregua al preguntar, desde un posicionamiento DESINTERESADO la relación que mantienen dichos individuos. A lo que no recibe respuesta, por supuesto.
El segunto correo, corresponde a una tarea del objeto obsesivo de deseo, la cual es remitida a la paciente, y en la cual aparecen imagenes claramente contradictorias que provocan emotividad hacia el objeto al igual que odio al mismo. Porque? porque responden a un santuario que posiblemente fue profanado por dicho sujeto y además en ellas aparece claramente la imagen del objeto, lo cual incita todos los deseos propios de su condicion de objeto obsesivo de deseo.
Por otra parte, a pesar de que dicho objeto estaba dispuesto a la comunicación virtual via mensajes con la paciente, esta intenta romper la tregua (queriendo creer que no la habia roto anteriormente), sin embargo una fuerza correctiva (superyoica) la detiene, bloqueando la fuente de deseo que emanaba del centro de la pantalla. Es así como concluye, prematuramente, la crónica de un día emotivamente bizarro en la psique de una obsesivo dependiente.