jueves, 8 de mayo de 2008

El mundo cae... te rebota en la cara

No recuerdo exactamente cuando fue la primera vez que el mundo se cayó para mi. Probablemente cuando tenía corta edad. Es dificil entender los porqués de esa caída, más cuando no depende de uno que se caiga... Me ha costado 23 años entender que cuando el mundo se te cae, no queda ahí, caído, sino que rebota, rebota, rebota y te pega un pichazo en la cara, tal vez para que despiertes del estado de shock y lo juntes de nuevo. A veces no estamos preparados para que se caiga de nuevo, x q lo acabamos de juntar, pero di, es el mundo...hay que juntarlo de nuevo...