sábado, 4 de octubre de 2008

Aceptando el hecho de que en la vida se calla mucho, es mejor engañar cuando se habla, para hacer el asunto más interesante y no tener la necesidad de ponerse en evidencia...