miércoles, 29 de octubre de 2008

Represion

Callar y reponerse,
tragar y aguantar la respiración...
un solo chance, una oportunidad que se juega
conmigo, o sin mi...
todo por las almas atrapadas en cuerpos inertes,
ambivalentes, atados, encerrados...
La fantasía es la droga impura del pecado