lunes, 29 de diciembre de 2008

Revelacion

Ella sabe que no era ella.
Le gustaba imitarla todo el tiempo
jugar a convertirse en otras, actuar.
Le gustaba mirarse en los otros y jugar con ello.
Era ese patético reflejo
fingiendo la compañia consigo misma,
evitando verse realmente.
Ese miedo pavoroso era su escudo, su celda.
y ¿qué hizo con esto? eso está por verse