domingo, 18 de octubre de 2009

Derecho a soñar

Quitando un poco de edificios busco la montaña, aquella que es verde y tiene arboles, aquella que por las mañanas me sonrie moviendo su nube blanca desde la cumbre. Busco esa montaña y me imagino alla arriba, sosteniendo el sonido de los árboles, los aromas humedos de las maderas... Me imagino alli ensamblando todo en perfecto orden y cambiando el mundo para bien... me imagino no como una diosa (o dios que quien sabe donde se esconderá...) sino que me veo como vida creando vida... restableciendo la armonia rota de este mundo.

No hay comentarios: