miércoles, 28 de octubre de 2009

Necesito un poco de esperanza...

Ya no me toma por sorpresa este caminar... parece como si alguien lo hubiera recorrido antes. Es aca donde me pregunto ¿para que lo sigo caminando, que me espera? El tiempo es el que cambia, no yo. Yo sigo siendo la misma torpe de miradas inciertas... A la que la decidieron porque no sabia/queria decidir. Sí, hoy me siento como un bote reparado intentando zarpar... y lo que veo es un remolino que me lleva hacia el fondo del mar.

No hay comentarios: