sábado, 14 de febrero de 2009

La espera atemporal

Despertar con los ojos hinchados y el cuerpo de esperanza tierna. El palpito dulce, la espina incómoda que le roe el corazon de vez en cuando. Erase que era invierno en su rostro marchito, pero susurraba las noches recuerdos inciertos, voceros de que el polvo continuaba donde debía estar. Y así se hacía de noche, tan oscura que infundaba un cansancio pesado en la cien. La espera perdida en el tiempo y el eterno retorno asomandose y riendo desde la ventana más proxima.

Chavela Vargas - La Llorona (Clip)