martes, 17 de marzo de 2009

oh no, de nuevo el padre... mierda
Odio los discursos moralistas... pero en estos momentos tengo una tentación de que alguien me diga que estoy bien, que estoy haciendo las cosas bien... en fin, que estoy a salvo...