lunes, 8 de marzo de 2010

La cita-- por las cicatrices de dibujitos y colores

Saberse imposible ante sus encantos
esa lengua que ni Guzmán supo describir
Años de lejanía y cercanía y a un paso de la tentación, de entrar en el juego imposible del engaño.
Mil sombras persecutorias, un roce, una mirada
el latido ferviente y la sonrisa incontenible...
Y esa lengua en mi oído que desata los recuerdos segundos luz
Otro dia, otro corte, otra caída, otro misterio, otra jugada del destino, otro encuentro incierto.
Dos verdades y dos mentiras, dos adioses y dos despedidas, dos caminos... pero el mio sigue tirando hacia vos...


1 comentario:

Alejo dijo...

No hay dos sin uno, pero no dicen que hay uno sin dos.
Por hoy dejo un saludo.