miércoles, 2 de junio de 2010

Odisea Aerosmith

Tomando prestado sin permiso el género de crónica de conciertos de Tati (:P es que me antojé) voy a referirme a la odisea que se vive en Costa Rica cuando hay un concierto.
Sin saber mucho como llegar a la Guacima, con el nombre tuasa, nos subimos en una pública-lata-húmeda-por-la-lluvia-y-el-calor-humano y hablando de virus letales. El chico de silla de ruedas no puede subir porque el "ascensor" está malo. Llegando a las tierras alajuelenses nos empezamos a cuestionar porqué estando alajuela tan cerca del aeropuerto no tenía el desarrollo de infraestructura para la atención a turistas. Siempre que se pregunta qué hay interesante en alajuela los habitantes no saben que decir...
Pues bueno llegando a estas tierras hicimos un trasbordo sospechoso. Como un juego de monopoli, el chofer del bus hacía paradas para preguntar por donde era la ruta a pitufos escondidos en los recobecos de una calle de lastre de una vía, muy típica de zonas rurales de nuestro país. Llegando al destino, sube un pitufo (pitufo por su estatura baja y su uniforme azul) y nos saluda haciendo burla de la tortura que nos va a significar una espera bajo la lluvia y en donde la alimentación que podamos tener son sembradíos de chile dulce. En este momento tengo una imagen de secuestro o de campo de concentración, ya que es una zona bastante aislada de la presencia humana... Siento un miedo (ancestral?genético?social?) por esto.
Bajando del bus nos atacan los famosos vendedores de ponchos (me alegro de haber parado a comprarmelo en san josé, porque aca valen el doble). Y empezamos así, a las 2 pm una tortura ambiental de 2 horas. Primero la lluvia que iba y venía, luego los vendedores de birra y ponchos, luego los baños de arbol. Pasa el mismo chico de silla de ruedas, sin sombrilla, en la calle de lastre hacia la entrada. Luego pasa de nuevo y se enrumba hacia la entrada principal por un camino que no se sabe qué largo tendrá. Ley 7600 a la mierda.
Despues de una manoseada (discreta esta vez) bajamos unas gradas hacia otro punto de espera. Ahi tampoco había baño, por lo que una amiga tuvo que orinar folckloricamente entre las butacas del redondel... Ahi tuvimos que ver como la gente que venía en carro empezaba a alzar filas... al final se nos colaron hasta los que llegaron a las 4 pm. Yo, que me moría por una birra desde la 1 pm me la tomé hasta las 6, pero me supo a gloria. El asunto se empezó a llenar y no pude salir más ni a tomar birra ni al baño, pero no me importó.
De gandhi llorón no me voy a referir... no merecen nada en estos momentos. En eso bajó el telón y se vieron cómo se alineaban los peces luminosos (me refiero a una cantidad impresionante de luces que estaban en el techo del escenario). Pero cuando salió Steven Tyler y Joe Perry fue demasiado, indescriptible. Y yo todo el concierto pasé pensando en todo lo que haría con la boquita de Tyler... ufffffffff.... Impresionante la voz del mae, la calidad, el show man en que se convierte, el registro vocal, su presencia...etchetera, etchetera, etchetera. Y ni que decir de Perry, el mae nació con la guitarra pegada al cuerpo uffff impresionante. Claro cuando me "oriné" fue en I don t wanna miss a thing, DEMASIADO.
Y yo que en un momento pensé en vender mi entrada, porque no era tan fan, agradecí haberla comprado... Es el mejor espectáculo que he visto. Al final lo disfruté muchísimo.
La salida fue tranquila. Salimos en el primer bus y llegamos a San José a las 12:30. Parece que muchos no lograron esa suerte. Yo salí bastante complacida con la compañía y con el concierto.

6 comentarios:

Adrián / cHoli / etc... dijo...

"Siempre que se pregunta qué hay interesante en alajuela los habitantes no saben que decir..."

Eso me dolió desde el pecho hasta las pantorrillas. Y ya no quise seguir leyendo.

Melissa Volio dijo...

cuando lo escribí pensé que podía que le doliera... A veces escribo mal, espero que no lo tome personal (aunque me parece que ya lo tomó :S)

Adrián / cHoli / etc... dijo...

Me dolió porque es cierto, porque en este potrero alumbrado.

En ningún momento es un reproche, en ningún momento me molestó -más que el encuentro con la realidad- y ahora que releí lo que escribí suena bastante grosero, pero sepa que esa no era la intención.

No usted no escribe mal, más bien cada vez escribe mucho mejor.

Soy yo quien se disculpa.

elena dijo...

nada que hacer , todos los conciertos tiene sus odiseas pero se los disfruta, aun con miadas folcloricas dan algo que contar! Le conte que tuve un sueño con steven tyler y joe perry, yo les mostraba una feria artesanal y despues se puso hot con el Sr Perry en el hotel ...

Tati dijo...

Desde anoche estoy escribiendo mi crónica, inspirada en vos Meli. Qué rajado de noche!!! Yo también quedé con la fascinación por Perry y todo el espectáculo en general.
Y dejame decirte que tuviste suerte para salir :S a mí me costó horas!!

Tati dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.