domingo, 29 de agosto de 2010

Divagaciones...

Debe haber sido más interesante antes, cuando una carta no llegaba a su destino y el amor era más del vecino del barrio... Ahora una se enamora chateando, o mensajeandose al celular, o en el trabajo. La espera es más corta, más inmediata, por eso una es impaciente. Si no responde es porque no quiere responder, si lo bloquean es porque se quiere perder, si no lo ve es porque no contestó el celular, o el twitter o el e-mail. Todo es aburridamente predecible, no hay encuentros casuales, ni besos inesperados, ni arreglarse para salir con alguien desconocido, porque ya uno lo investiga en facebook o en google. Uno ya sabe qué preguntarle, que le gusta, cuales son sus exes, si les habla aún... En fin, se está desnudo antes del roce excitador...
(Pausa de 1 minuto)
¡Vaya sorpresa la modernidad! Posiblemente hasta los orgasmos eran más duraderos antes...!

3 comentarios:

Amanda dijo...

¡Es cierto, me cago en la puta!

Tati dijo...

Mae, la amé con este post!

irene dijo...

muy cierto... lo peor de todo es que estamos inmersos en esta realidad, y sin pensarlo hacemos estas cosas... jajaja, la del FB la aplique ayer!! jajaja :P