jueves, 18 de noviembre de 2010

¿Dónde esconderse?

En lo estático,
en lo cómodo,
en lo aburrido,
en el ICE,
en el banco,
en una oficina sin servicio al cliente,
en un cementerio,
en el baño de una iglesia en ruinas,
debajo de la mesa,
en la alacena,
en el zapato, a la par del dedo gordo del pie,
en un bostezo,
en un suspiro atragantado,
en el librero de un analfabeta,
en la lista de pendientes,
en el número pi.

6 comentarios:

Alejo dijo...

Enlazar todos los post de hoy y darse una idea de donde hay que esconderse (al menos lo percibí así):
Pues de los pensamientos no se puede esconder uno, ni siquiera en la lógica matemática y menos en la ineficiencia del ICE... como sombra inseparable y fiel, a "esos" pensamientos solo toca enseñarles a convivir y hacerlos llevaderos (el problema es que nadie mencionó lo jodido que es el proceso)
Un abrazo,
Alejo

Tati dijo...

Meli usté está volando. Todos los últimos posts están grandiosos.
Un abrazote :)

La paciente nº 24 dijo...

En lo definitivo de un hueco.

Adrián / cHoli / etc... dijo...

en el último punto del círculo

Amanda dijo...

Detrás de la oreja del ser amado, junto a su olor afrodisiaco, y ahí para siempre recostada en su hombro, sintiendo la tibiesa de su mano en tu rodilla (sí, flashback).

Amé el post.

Vian dijo...

*