lunes, 10 de mayo de 2010

Cualquier parecido, mera coincidencia

Resultó que habían peones, reinas, reyes, caballos, torres... y todos caminaban entre cuadros blancos y negros, negros y blancos, pum... dentro de un cuadro más grande que los desaparecía cuando se topaban a uno más poderoso...