lunes, 3 de enero de 2011

A veces pienso que me desmorono en cada fluido que me sale del cuerpo.
Y es que hay partes de mi que me quieren dejar,
se quieren quedar fuera,
irse.
Mis semillas se acaban con el tiempo,
esperando ser fértiles en otras dimensiones del mundo etéreo.
Yo las veo irse,
a veces con más atención que otras,
ya que muchas veces ni me dicen adiós.
Pero yo siento que me dejan.

1 comentario:

Melissa Volio dijo...

aunque soy absorbente a las cosas positivas :)