martes, 22 de febrero de 2011

De mi trabazón...

Estoy trabada. Tengo todo para lograr destrabarme pero me siento a observar como me empieza el estrés, la escasez de ideas, las propuestas mediocres, la trabazon. Es un ciclo vicioso, porque bien podría estar actuando para quitarme la trabazon, pero la acción no pasa, a pesar del montón de cosas que tengo por hacer.
Creo que tengo falta de credibilidad en mi misma porque una parte de mi tiene dudas. Dudas del camino que estoy atravesando y dudas de lo que yo pueda alcanzar... dudas también de que el equipo funcione como se espera que lo haga... Por otra parte está la decepción. Y esta parte me preocupa bastante porque ya he provocado decepción y sí huelo cierta decepción general y miedo...
Yo soy la psicóloga, pero también soy muchas cosas más...hay mucho reclamo de agentes externos como mis amigos, mi familia... Y la responsabilidad es enorme... me da vértigo...
A veces me cuestiono porqué creo en este proyecto. Me preocupa estarlo haciendo a estas alturas del camino... Yo creo demasiado en este proyecto y creo que es el choque de estas fuerzas contradictorias las que me están quemando emocionalmente...
O me lo creo todo o me lleva la trampa. Así está y punto.

3 comentarios:

andrés dijo...

Si tienes fe en el proyecto y piensas que te va a beneficiar - si lo tienes claro entonces deberias emprenderlo y agradecer a esas voces que aconsejan pero no tomarlas como algo que te debilite en el camino.

Si se fracasa que carajo, se vuelve a empezar, se re arma, se replantea - se raspa con las uñas. No creo todo vaya a estar perdido...o si?

Vian dijo...

llevo un buen rato escribiendo y borrando lo que escribo. la frase que más puse y que más borré era que creer es un acto voluntario... (con todo el desgaste y el esfuerzo que supone esto, por supuesto, y con las dificultades extra que aparecen cuando la voluntad debe dirigirse, en algún momento hacia nosotros mismos...)
a lo que voy es que el creer en sí mismo nunca está del todo en nuestras manos, salvo si lo tomamos desde la voluntad, con lo que además nos acercamos un poquito a la solución, de vez en cuando...
suerte en todo.

Tati dijo...

Muy bueno! Identificada...