miércoles, 6 de julio de 2011

Del aqui y el adonde

Ya me desperté, me levante, te reconocí. Me sacrificas la esperanza de entenderte como quieres. No se si es burla, pero me siento paranoica con tus misterios rebeldes. Me siento incierta, acorralada de esta sin razón. Yo no quise buscarte, solamente me acerque por un azar del destino. Créeme, esto no te lo escribo a ti, lo escribo porque no entiendo nada. Yo quiero ayudar pero se sale de mis manos. Me huele a caminos desconocidos y cada vez entiendo menos. Ahora que hago? Algo me dice que el camino esta trazado porque así lo quisiste.

1 comentario:

Vian dijo...

Se intuyen ciertas sensaciones y procesos y comprensiones... Fuerza en eso.
(Fuerza, no dureza)