lunes, 8 de agosto de 2011

Epifania

Donde esta escondida
la inhospita aventura
de tocarte enterita
la mirada?
Derribarnos juntos en este mar de preguntas,
Epifanía saberte respuesta de mis conjuros idóneos,
de esta lucha por soltarme las riendas ciegas de murmullos.
Siempre tan reductible
la siniestra sombra que yergue nuestras siluetas a intemperie.
Me tachas esta voluntad
silente de infortunios
y yo me acumulo
en mis propias ataduras de sal...
Porque esta sonrisa es cómplice
y tu picara mirada me da la razón hoy,
el día en que me es imposible adorarte menos que siempre...

1 comentario:

andrés dijo...

esta frase me dio un golpe certero que me saco el aire "el día en que me es imposible adorarte menos que siempre..."