martes, 9 de agosto de 2011

... y gotea la sangre en mi mano

Hoy te extrañe,
este silencio es mas ingrato que tu partida.
Hoy me acorde de nosotros
y de lo mucho que disfrutaba de tu cariñosa compañía.
Te tome de la mano en mi recuerdo y te di un abrazo a tu despedida.
No te quiero pedir que vuelvas, pero vuelve por favor.
Búscame
en los lugares que te indique,
en nuestras historias de risas y besos en el cuello,
en esta tos ingrata que no me deja respirar.
Necesito decirte tantas cosas que no me alcanzan las palabras.
Me duele mucho mas de lo que piensas
No debía haberte amado tanto... No puedo sacarte de mi corazón.

No hay comentarios: