viernes, 18 de mayo de 2012

Hielo

Que me cubran tus paredes de metal
y esa boca profana que te empodera hoy.
Este sabor a lagrima me perturba cada dia mas.
No se que te gusta mas, herirme
matarme, aborrecerme...
Ya que no existimos nunca no hay historia que nos una,
nos separe o nos envenene.
Lamento mucho desilusionarte con mi poca prudencia,
de decirte que me revienta saberte como el mas cercano de los riscos.
Tengo todas las razones del mundo para dejarte en paz.
Todas en este puñado de palabras que toso hoy.
Que se me atragantan al aborrecerte
en mi corazon roto por tu estupida necedad
que hoy transformas en mandato.
Ojala me librara el mundo de tu existencia,
de haberme olvidado de mi misma por ti,
por quererte tanto y de la manera que nunca mereciste.
Cada vez que pienso en lo que me hiciste me dan ganas de salir corriendo.
No se que voy a hacer conmigo
porque me atrapaste en el lugar que querias
para que no te pudiera dejar ir.

No hay comentarios: